Saturno hasta hace poco el último de los planetas astrológicos, considerando el Sol como el origen y centro de todo y a Saturno como frontera fría que linda con el exterior del sistema solar. La órbita de planeta Saturno la más alejada del sol hasta el descubrimiento de Urano en 1781.

  Del Sol a Saturno, los planetas astrológicos simbolizan los elementos básicos y estructurales de la vida, los acontecimientos y las cosas que acontecen.

  Los significados que aportan los planetas transSaturninos, Urano, Neptuno y Plutón, estan por metabolizar completamente y adecuadamente por la civilización actual (ya escribiré con más calma de ellos).

  Saturno el más alejado y frío planeta, frontera de lo desconocido (psíquico, emocional, simbólico, y/o revoltoso).

 Saturno como planeta del sistema solar:

 


Es un gigante gaseoso, compuesto sobre todo de hidrogeno, su densidad media es de 0,70 la del agua, (flotaria de meterlo en un charco), su temperatura media es de -125 grados centigrados en la nubes (muy gélido) y la gravedad comparada con la tierra es de 74% (más baja que la Tierra). Su órbita tarda unos 30 años en ser completada.

  Saturno puro hielo que levita debido a su frío y su poca gravedad.

  A pesar de ser mucho más grande que la tierra es menos denso, por ello hay menos gravedad superficial.

  A pesar de ser un planeta frío, tiene un centro planetario muy caliente y el saldo de emisión de energía  es positivo con respecto a la que atrapa o recibe del Sol.

 Es el planeta más bello de sistema solar debido a sus anillos, y el más favorecido con más de 60 satélites, entre ellos Titán (más grande que Mercurio).

¿Qué vemos en el símbolo del planeta Saturno según la ciencia astrológica?

 Frío mucho frío. El señor del frío que todo cristaliza, la energía queda atrapada en cristales y la energía se transmuta en materia. Proceso alquímico inverso, las fuerzas de convierten en ideas, las ideas se convierten en leyes,  las leyes se convierten en  tablas, y las tablas en piedra.


 El frío como la ausencia de movimiento e innovación, las ideas viejas perduran, el pasado se hace presente, lo viejo domina sobre lo nuevo.

 El tiempo, se hace presente, pues no pasa, nada cambia, o cambia muy lentamente, se congelan las mutaciones, el futuro no llega.

 Saturno como consolidación del crecimiento, se metabolizan los nutrientes y el cuerpo crece al crecer su esqueleto, (sedimentación lenta de calcio).

 Saturno como el espíritu de sacrificio necesario para toda superación, se dejan atrás muchas experiencias, emociones, relaciones,  cosas. La primera experiencia y la más traumática la del corte del cordón umbilical que nos separa para siempre de la madre.

 Saturno como el esfuerzo de subir una escalera física,  esotérica o de escalafón, para con ello poder caer de lo más alto. Si, caer, Saturno nos habilita la subida a lo más alto, para desde allí realizar el viaje a lo más bajo.

 Detrás de cada mal aspecto planetario de Saturno, hay una experiencia gozosa, el destino nos da la miel para después de un punto (cuadratura) seguir viviendo traumatizado sin ella, al soportar el recuerdo de un hecho doloso.

 Saturno nos da el peso de nuestro karma, el peso de nuestra alma, el karma cuanto más denso más frío más traumático. Una vida más kármica, más  trabajo espiritual, o mirado de otro modo una vida para aprovecharla y hacer más liviano el karma.

 Pero aun no creyendo en la reencarnación, Saturno nos ayuda a quemar karma y nos hace más espirituales.

 Saturno, está detrás de muchas de las cualidades del Padre, la razón, la autoridad, la fuerza de voluntad, el yo individualizado a través de la renuncia.

 Saturno guía la relación con el Padre-autoridad, Policía-autoridad, Juez-autoridad, un Saturno fuerte nos hace fuerte ante la autoridad, un Saturno débil o mal aspectado hace que las relaciones con la autoridad sean traumáticas.

  Un Saturno fuerte nos trae un padre-autoridad fuerte, del que en un primer lugar nos somete, no educa, nos hace fríos e insensibles, y llegada la madurez, nos lo metabolizamos, y lo llevamos a un asilo (donde va estar mejor el hombre, que en un asilo, nevera del tiempo). Un buen Saturno, nos deja huérfanos antes de este trance.


  Saturno se come sus hijos, (el tiempo que devora las horas), pero antes ya se ha comido al padre, la madre, y lo que de joven había en él.

  La conciencia es la semilla del sol en los individuos/as, ella es uno/a y la totalidad a la vez, es la individualización, y el proceso de individualizarse, en ese camino los demás elementos psicológicos se enganchan o se desenganchan.

 Somos conscientes por el poder del Sol. Es la luz en una habitación oscura, y con ella iluminamos, vemos, comprendemos, los demás elementos, (el resto del decorado de la habitación), el proceso de reconocerse, aceptarse, y presentarse a los demás como un individuo es un impulso solar, y lo debemos estudiar en la posición del Sol.

  Las emociones, sensaciones y sentimientos son gobernados por la Luna, nuestra madre nos ama, y nos enseña a amar.

  El juicio, la razón, el sentido común, y la fe, vienen expresados por las posiciones de Júpiter y Saturno. Juzgamos y a la vez somos juzgados, somos jueces y acusados al mismo tiempo. Tenemos razón y somos razonados por otros (todo esto será motivos de nuevas entradas u orbitas).

  El proceso de racionalizar es Saturno, previamente se han almacenados las ideas en la psique (Mercurio el mensajero), todo proceso de racionalización, es la cristalización de una parte del presente o pasado para desde una posición lejana poder estudiarlo o distanciarse del objeto de estudio. De este proceso salen o no las razones, la razón de ser, no es más que la usurpación de Saturno de la semilla del sol. El Sol “es”, se muestra  auto consciente. Saturno coge el mando cuando antepone la razón al ser.

  La razón cría monstruos, cuando más razón tenemos, más solos, más saturninos, más karma, más frío, más fuerza, más orgullo, más superación, más cerca del desastre.


  Si no sabemos distinguir entre la razón y el sentido común, es que hemos caído en la belleza de los anillos  trampa de Saturno, hemos hecho el viaje de ida, pero no podemos volver, no vemos la luz (del Sol) para volver al punto de partida, (el hogar, la casa, la madre, la familia, el niño, el aprendiz, el adolescente).

  La razón como la guillotina que corta con el pasado, las razones que nos apartan cada vez más de los nuestros, la soledad del que cree tener la razón (Saturno) frente a los que no la tienen (negación de Saturno, o mal Saturno).

  Saturno, como fauno, macho cabrío, señor de los aquelarres, rige el sometimiento de las pasiones (vencer al malo que llevamos dentro para convertirnos en otro aun peor).

 Y también dejarnos someter a las más bajas pasiones sin escapatoria alguna y con la venta del alma al demonio (más bien regalamos el alma) se pierde sin nada a cambio, nos despojamos de ella porque estorba, volvemos al rito de la ruptura del cordón umbilical, cortamos todo lo que nos une con nosotros mismos, nos dejamos llevar, hemos sido abducidos, y vamos a ser manducados, comidos o metabolizados por los ácidos de nuestra propias pasiones.

 Saturno que por la noche juega con las pasiones, hace música con el deseo, seduce y se deja seducir, para con la salida del sol, crecer en la renuncia, en el no lo haré más, seré fuerte dominare mis pasiones, venceré al demonio de la carne, para en la noche siguiente volver a empezar.

 Saturno como piedra, montaña, asceta, pero también como volcán, la pasión derrite la piedra, emerge el fauno, el macho cabrio que con su flauta, seduce a la ninfas incautas.


 Todo Saturno tiene su volcán, normalmente apagado, normalmente en sueños encendido y explotando sacando todo tipos de contenidos inconsciente que luego a la luz de día aplacaremos como si fueran demonios ajenos y no propios.

  Saturno como juez inquisidor converso (antes judío no creyente), hoy quema en la hoguera a sus hijos y hermanos para salvar su alma, su razón, la razón de todos, el Saturno que mal llevamos todos dentro.

  Saturno tarda los primeros 30 años en enseñarnos los palos de la vida, los primeros 30 años aún nos levantamos del suelo y volvemos a caminar con cicatrices, pero caminamos.

 Los segundos 30 años de los 31 a los 60, estos palos son más duros es el segundo golpe en el mismo sitio que el primero, no hay recuperación, solo rotura, y estas experiencias son todas traumáticas, el trauma se interioriza, en muchos casos son malas noticias.

  De los 61 a los 90, Saturno se ha olvidado de ti, y si su maleficio no te ha llegado, ha triunfado el Saturno que llevabas dentro frente al destino, un buen Saturno que te permite vivir con las pasiones cuando ya no las necesitas. El demonio no se te presenta por las noches, eres él. Eres Saturno. Tienes mucha suerte, ves pasar el tiempo, tienes frío, tienes razón, pero ves morir a tus hijos, te comes sus entierros, o estas completamente solo completamente  Saturno.

Resumiendo mucho, los otros actores (planetas)

  • Sol, el 99% del peso de la carta, su signo, su casa y sus aspectos lo más importante.
  • Luna, el aspecto femenino, la madre, el hogar, los que nos ata.
  • Mercurio, procesos mentales y analíticos.
  • Venus, el amor la armonía la belleza.
  • Marte, la guerra, la acción, la fuerza.
  • Júpiter, la expansión el juicio, la visión de los acontecimientos.

  Los aspectos positivos, los trígonos y los textiles, posibilitan las cosas, nos hacen más fácil la vida.


  Los aspectos negativos, las cuadraturas, posiciones y  las semi-cuadraturas nos dificultan las cosas, palos en las ruedas. Más esfuerzo del habitual o que al resto de los mortales, trabas, batacazos.

 Si al planeta Saturno, le hacen malos aspectos de otros planetas, mal sobre mal, pero no en todos los casos, hay casos en los que el individuo se crece ante estas adversidades, la dignidad después de la catástrofe.

  Si al planeta Saturno le hacen buenos aspectos de otros planetas, por buenos que sean estos aspectos, siempre son frías y analíticas las consecuencias, ya en el amor, ya en las victorias, estas resultan no tan brillantes, ni los amores tan intensos.

  La conjunción de planetas sobre Saturno, según el planeta. Pero resultan mejor sobre el Sol, Mercurio, Marte, y Júpiter, que sobre Luna y Venus planetas emocionales, siempre es contraproducente, poner el  hielo de Saturno en el amor, o en los sentimientos, los saturninos ni se coscan, se crecen, peros los demás no lo entienden.

 Para el sujeto que ha sido siempre así, o la vida se le presenta así, el propio Saturno hace que el individuo lo vea normal, las cosas son siempre así difíciles y complicadas, la vida no es fácil y requiere de mucho esfuerzo, solo es cuando estas vidas son comparadas con otras vidas, vemos que a otras personas le resulta más fácil las cosas.

  No pasa solo con Saturno, la ciencia astrológica, (el método para el estudio) está en la diferenciación que observamos, en la forma de vivir y afrontar el destino que tienen las personas con diferente constelación en cielo de su nacimiento (carta astral).

  Diferencias, como el frío de Saturno, que lo sienten, y lo padecen aquellas personas que lo tiene de forma relevante en su mapa astral.

  Podemos hacer muchos grupos de estudio de personas según sus signos y demás planetas, y de estos grupos el más significativo para nosotros y para ellos mismos tanto si pertenecen a grupo u otro, será el grupo formado por personas con un Saturno fuerte y mal aspectado, frente al resto, que ni lo tienen fuerte, ni lo tiene aspectado.

Casos prácticos y de estudio sobre personas relevantes en España

  Durante estos días Telepieza ha seleccionado al azar, varias cartas para el estudio del planeta Saturno, y compararemos el Saturno natal de cada una de ellas y la relación entre el peso de Saturno en ellas.

 A la falta de la hora de nacimiento, las estudiaremos por la posición del día sin tener en cuenta el sistema de casas, analizaremos el valor del planeta Saturno en sí mismo, haciendo una abstracción de lo demás.


  El estudio de la carta es el estudio de la totalidad de los elementos astrológicos, pero aquí no voy definir la personalidad de los individuos en cuestión. Voy a estudiar el peso de Saturno, por si mismo, por el signo que ocupa, y por los aspectos a otros planetas.

  Los personajes a estudiar y colocar en nuevas entradas son :

  Las fechas de nacimiento se han sacado de notas biográficas encontradas navegando por Internet, no voy a darlo ni por bueno ni por malo, como voy a escribir sobre posiciones absolutas, al levantar las cartas de las fechas indicadas, las efemérides me dan las posiciones para Saturno de esos días, que es de lo que voy a escribir.

  Busca en la sección de Astrología al personaje que más te interese y ya de paso comenta sobre él.

Saludos

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *