El estudio de la carta es el estudio de la totalidad de los elementos astrológicos, pero aquí no voy a definir la personalidad del Sr. Alberto Ruiz Gallardón (Sagitario, 11-12-1958). Voy a estudiar el peso de Saturno, por si mismo, por el signo que ocupa, y por los aspectos a otros planetas.

      Saturno en Sagitario, en conjunción con Luna, Venus, Sol y Mercurio, (cinco de los siete planetas visibles en el mismo signo de Sagitario).

  Concentración de fuerzas en Sagitario (el centro galáctico).

 Por un lado la conjunción Sol Mercurio, incontinencia verbal, habla al mismo tiempo que piensa y viceversa, normalmente no le trae problemas al no estar mal aspectado, el cree que es una virtud, y piensa y habla a la misma vez.

¿De qué habla?, de sí mismo, ¿En qué piensa?, en su proyección futura. Sagitario está representado por un arquero centauro mitad humano mitad equino, nos hemos de fijar en la tensión del arco, y en la tensión de la mirada que ha localizado el punto de blanco (objetivo). Capacidad para involucrar el futuro con el presente, pues planifica su vida teniendo en cuenta lo que ha de venir, lo contrario de  planificar el presente contando con el  atavismo al pasado (Saturno).

  Por otro lado la triple conjunción, Saturno, Luna, Venus, frío emocional, relaciones distantes, relaciones formales, guardar las apariencias, estar expuesto a quedarse solo, viudo, huérfano, y no expresar adecuadamente sus sentimientos a los demás, relaciones formales, profesionales, fuertes y duraderas, prevalece el contrato a los sentimientos.


  La madre, la mujer, la hermana, desaparecen para disfrazarse de compañeras de trabajo, compañeras de fatigas, desaparecen los sentimientos, aparece el sexo porque toca, por deporte, como contraprestación a un servicio.

  Toda relación acaba en la nevera de Saturno, o con el guillotinazo de la separación porque ha desparecido la pasión, el deseo, el encanto. Pero en contra se sabe guardar las formas.

  Y las mujeres te helaran la sangre, el corazón, y la vida, y las mujeres verán en tu mirada, la oportunidad de todo menos del amor.

  Sol en Sagitario, principios de cohesión, coordinación y globalización y como signo de fuego, el Yo se pierde en la sed de grandezas. Ser abierto, eufórico que se sabe mover recto, leal caballeroso, amante del prestigio y la honorabilidad.

 Saturno en este contexto, introduce un matiz de reflexión, aunque me apunto más a creer que Saturno enfría su entorno intimo, y familiar, y esto le ayuda a una tarea más quijotesca en lo colectivo, después de sacrificar en la guillotina de Saturno lo personal, prevalece lo profesional y social, frente a lo personal.

  El grito del payaso, que frente a cualquier adversidad, sale a la carpa del circo (la vida), y grita “el Circo (la vida) debe continuar”, y él hace la función.

   El día de Alberto represengta al joven (jovial viene de Júpiter/Sagitario), y hay profesiones que no se casan con la juventud, un tocólogo joven y guapo no encaja adecuadamente en una consulta de ginecología y obstetricia, en la consulta esperamos encontrar al doctor viejo y cansado de ver el mundo, y que nos va a mirar las partes intimas sin mirarlas, las toca sin tocarlas.

  Pero el día de Alberto es joven, impetuoso, ambicioso, y en un entorno con tanto Saturno hecho carne alrededor de él, Alberto es el más crío. Alberto no es una víctima, es joven, y ha recibido unas coces de Saturno viejos y complicados.


  El día de Alberto ha visto el futuro, no me cabe la menor duda, y en él, él es el más grande y poderoso, pero estamos en el presente, y en este presente hay Saturno más viejos y por ello más poderosos.

 Saturno da fuerzas a medida que nos acerca al final, en el día de Alberto Saturno esta fuerte, y esto entre otras cosas nos dice que ha de esperar su turno, ginecólogo en paro hasta cumplir los 60 años.

 Si estás interesado en la Astrología y deseas más información sobre el peso de Saturno en la órbita Astrológica.

  Lee el artículo : “El peso de Saturno en la órbita Astrológica

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *