Los elementos de la astrología son constelaciones zodiacales, astros, aspectos entre planetas y sistemas de casas. 

 Las casas astrológicas son doce numeradas con símbolos numéricos romanos del  “I” al “XII”, cada una de las casas está estrechamente relacionada con un signo del zodiaco y con el planeta regente del signo emparentado.

 Los astros representan personas y personajes, los signos del zodiaco son los tarros de las esencias, los 12 elementos básicos con los que se constituyen todas las personalidades, si en el química orgánica cuatro elementos (T/Timina, A/Ademina, C/Citosina, G/Guanina,) son capaces de codificar toda la diversidad genética de la humanidad, los doce signos y sus combinaciones planetarias codifican la diversidad de caracteres y formas de ser.

  Las casas son escenarios en los cuales se representa el drama que hay en cada carta individual.

  La vida es diversa y compleja, pero caprichosamente tiende a representarse o a ser reflejo de nuestras potencialidades, y estas se manifiestan en la mayoría de los casos de forma simple, y no todas a la misma vez.

  El día se divide en dos, parte diurna y parte nocturna (Sol y Luna), cada fase con sus necesidades y su idiosincrasia.


  La fase diurna tiene a su vez sus horas o escenarios: amanece y el individuo esta en el hogar (casa IV),  se arregla y se mira al espejo (casa I), necesita el comer y desayuna (casa II ), viaja o se desplaza al trabajo (casa III), llega al trabajo (casa VI), al terminar se toma un respiro (casa V), al llegar a casa se encuentra con su compañero/a (casa VII), después de un día agotador se va a la cama, posiblemente hay algo de sexo, (casa VIII), y se duerme (casa XII).

  En el caso de un adolescente las variaciones son, el estudio (la casa IX), los amoríos  y el juego, la casa (V), los primeras experiencias sexuales (casa VIII), las amistades (casa XI), el puesto al que aspira llegar en la vida (la casa X).

 El relato anterior ilustra la compartimentación de la experiencia humana lo que llamamos vida, esta se despliega en áreas de potencialidad, o marcos de existencia.


  Cuando estudiamos las casas y los planetas que caen en ellas, interpretamos la relación del individuo con dichas áreas como lo vive el individuo, como se expresa, o si las vivencias en dichos compartimentos le serán gratas o ingratas.

  Tenemos un rol/personaje en el trabajo, tenemos un rol/personaje en el hogar, tenemos un rol/personaje al que nos enfrentamos cada vez que nos miramos en el espejo y tenemos un rol/personaje al que aspiramos ser.

  Cada casa tiene un peso especifico en cada carta astral, el peso y la importancia de dicha carta viene marcada normalmente por los planetas que hay en cada una de ellas. Los dados son los planetas y las casillas o celdas donde quedan posados después de la tirada delos dioses son las 12 casas astrológicas.

  La casa mas importante es la que ocupa el Sol, y después la que ocupa la Luna, en excepciones se dan múltiples conjunciones planetarias que se han de estudiar especialmente.

  De cada uno de nosotros se podría decir: Se llamaba “Juan García” fue una gran persona, (casa I), vivía en el hogar familiar (casa IV), deja Mujer (casa VII) e hijos (casa V), consiguió lo que se propuso en la vida (casa X), sus amigos (casa XI) le recordaran siempre. Las cosas que consiguió en la vida (casa II) se la repartirán sus herederos (casa VIII). El difunto transito por la vida (casa III), fue instruido  adecuadamente (casa IX) se ocupo de los demás (casa XII) con un afán denodado de servicio (VI) y en los últimos momentos de su vida en el lecho de muerte (casa VIII) su llama de apagó (el Sol).


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *