Hoy día 10 de Marzo de 2008, queda inaugurado el Faro de Tres Cantos.

Tres Cantos esta cerca de Colmenar Viejo y lejos de la polución de la gran urbe de Madrid, el aire puro de la sierra vigoriza el ambiente y la gente tricantina.

Pequeña ciudad, rodeada de polígonos industriales, en su skyline sobresale dos torres de hormigón, que conforman la infraestructura necesaria para la distribución del agua a toda la población.

Estas torres hoy además son dos potentes faros, Estos faros nos van iluminar y guiar en días de tormenta y desasosiego.

En Tres Cantos hay muchos pájaros, según las últimas votaciones del día 9 de marzo, 11.131.

En el colegio electoral que deposite mi voto dos pájaros por persona, muchos pájaros y muchas personas.

No lejos de mi colegio electoral, hay una residencia “Los Camilos”, donde además de pájaros y personas, hay monjas, (buena gente las monjitas). Dulces y encantadoras monjitas que ayudaban a votar a los pobrecitos ancianos. En algunos casos estos ancianos venían en sillas de ruedas, completamente desorientados, sacados abruptamente de su descanso eterno. Me consta que a todos los ancianitos se les pregunto si querían ir a votar y a quien, por supuesto solo se les ayudo y se les proporcionaron los medios necesarios a los que habían escogido el voto de Dios, el voto salvador, el voto que les proporciona una vivienda celestial en la otra vida.

¿Pero, qué pasó con aquellos que habían escogido por el voto (rojo) de fuego del infierno? Pues sencillamente no lo sé, por que no los vi ejerciendo su derecho al voto.

Pero si que puedo contar, del caso de la anciana que aunque débil se encaraba con la monja porque esta le había metido en el sobre el voto que la anciana no quería, y justo antes de meter el sobre en la urna la anciana monto el pollo que su pocas fuerzas le permitían.

Hoy he estado muy preocupado por la ancianita, me la imagino en la cama sin cena, y esta mañana hambrienta e incómoda porque todavía no le han cambiado la muda de la cama , pero a pesar de estas calamidades, esta ancianita, tiene una sonrisa en los labios, consigue burlar a su destino, y a sus secuestradoras de voluntad de voto, el voto que consiguió meter al fin en la urna era el voto querido y escogido por ella.

¿Cuánta gente de buena voluntad hay en Tres Cantos, que por motivos que se me escapan no fueros a votar?, No fueron quizás por faltarles ganas y coraje de emitir su voto. La anciana sin nombre pero con voto les dio una lección, parte de sus últimos pasos y suspiros los invirtió por ir una vez mas al ritual de la democracia participativa.

Hoy he tenido un sueño, un sueño que me da fuerzas, un sueño revelador que me anticipa un día mejor, un día en Tres Cantos sin tantos pájaros.

Y es que los números son entidades escurridizas y con mil significados ocultos, 8 puntos porcentuales saca el PP a PSOE, en el recuento final de votos, un mundo un abismo.

Y es que los números son tozudos, y me dan esperanzas, la suma de los no-pájaros es de 11.873, o sea, 500 no-pájaros más que pájaros a secas.

Hoy he tenido un sueño en el que los 11.873 se ponían de acuerdo y vencían a la plaga de los pájaros.

Hoy he tenido un sueño, los pájaros están preocupados, porque no son mayoría de la población de Tres Cantos.

Hoy he tenido un sueño, en las próximas elecciones, los ancianos y ancianas de Tres Cantos votaran según su conciencia y no la de las buenas monjitas.

Hoy después de mi sueño, en mi amanecer de Mazo de 2.008 en Tres Cantos, aire frío y puro llenaban mis pulmones, y sentía el calor y la fuerza de los glóbulos rojos en mis venas, y en mi cabeza el recuerdo de la anciana y el pollo por su voto, y en mi animo la esperanza y el convencimiento que haber empezado una nueva etapa.

¡Nosotros podemos ¡ ¡Nosotros daremos un vuelco en la próxima cita!

El Faro de Tres Cantos de ha puesto en marcha.

 Buenos días, y buena suerte.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *