Estoy preocupado por los habitantes de Barcelona, empiezo a ver cosas que anteriormente no veía.

Los indicadores económicos empiezan a llegar a cuenta gotas al público mundano como nosotros, pero empiezo a estar preocupado por mis compañeros, vecinos, amigos y en general por Barcelona.

  1. El petróleo sube y sube aunque el consumo mundial ha bajado en 1.2 millones de barriles diarios.
  2. La economía americana a nivel de viviendas está en recesión un 10%, eso significa que los pisos que has comprado ahora cuestan un 10% menos.
  3. Los bancos no se dejan el dinero entre ellos por desconfianza
  4. La Reserva Federal de EEUU ha bajado los tipos de interés por miedo a la recesión mundial y lo tiene en la actualidad a un 3%.
  5. En España sube y sube la lista de desempleado en el paro.
  6. El IPC se ha puesto por las nubes al 4.3%.
  7. La venta de pisos en Cataluña ha caído un 80%
  8. Cientos de locales de compra venta de pisos han cerrado sus puertas.
  9. Caen las ventas de coches en un 25%.
  10. Los Bancos no dan préstamos al consumo por no fiarse o no tener liquidez en metálico.
  11. Crece la morosidad en las familias españolas por no llegar a final de mes.
  12. Muchas familias tiran de la visa de crédito para comer a final de mes.
  13. La crisis de la construcción dejará en el paro a 250.000 trabajadores en España.
  14. Muchos de los trabajadores en el paro serán inmigrantes con pocos recursos económicos para llevar a sus familias hacia delante.

Seguro que existen más indicadores de los que indico, pero en el día a día, en la calle he notado lo siguiente en Barcelona.

  1. El gasoil es más caro que la gasolina (Problemas con los transportistas).
  2. La cesta de la compra es tan cara que muchas veces no puedo comprar los alimentos de primera necesidad.
  3. Algunos vecinos de mi escalera no pueden pagar el recibo mensual, antes no pasaba.
  4. Muchos de mis compañeros se llevan la fiambrera, anteriormente comían en el restaurante.
  5. Mi mujer va a una asociación y la mujeres de dicha asociación ya empiezan a decir que algún miembro familiar ya están en el paro o no encuentran trabajo (Eso antes no pasaba).
  6. Veo menos coches en la carretera y más personas en los autobuses y metros.
  7. Tengo menos dinero en la cartilla de ahorros.
  8. Cada vez conozco a más gente con depresión
  9. Los restaurantes que voy normalmente, antes estaban llenos, ahora tenemos mesa para comer.

Algo pasa en Barcelona y en todo el mundo, vienen tiempos malos, nos tenemos que apretar el cinturón, la vamos a pasar canutas dentro de muy pocos meses …………..




Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *