La solución a la crisis pasa por la acción coordinada en la reunión de hoy día 12 de octubre de los países de la euro zona. Cuando los jefes de gobierno de los países europeos se reúnan con el señor Trichet, los primeros ministros han de coger al señor Trichet de los tacones y hasta que no baje los tipo de interés hasta al menos el 2% no dejarlo salir, y si lo hace y sale vivo y sin bajar los tipos de interés que salga con voz de pito.

Seguro que este señor quiere que no suba la inflación, y seguro que no subirá, pero si él no reacciona rápido, pocas cosas se podrán subir dentro de poco porque el panorama económico pinta ruina total.

El señor Trichet preocupado por la salud de la economía, y su preocupación no le deja ver que la economía esta muerta.

La economía no necesita sabihondillos, si no milagros, y para que estos sucedan se necesitan ángeles con trompetas, o mejor dicho una señora bajada de tipos, y estos cuanto más se acerquen a cero mejor que mejor, ya habrá tiempo de subirlos cuando las nubes de la crisis desaparezcan.

No tiene sentido ninguno mantener el precio del dinero cercano al 4%, y los gobiernos sacando dinero para parar la hemorragia de los bancos agónicos, y señores dinero no hay para todos, o lo mejor si. O el señor Trichet baja el precio del dinero o los bancos centrales van a estar imprimiendo dinero hasta que las calles cambien de color.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *