El confort de la almohada del buen liberal, no esta  la capacidad de autorregulación del mercado, ni en los parabienes del libre mercado, las garantías del sueño reparador están el tener un “Papa Estado” y un Banco Central que nos vengan a salvar en tiempos difíciles, palabra de “Pedro Shwartz”.

 ¿Pero como se consigue un estado fuerte y a la misma vez desprovisto palancas para actuar en la economía real si actuara según los principios liberales?.

   Con políticas de rebajar indefinidamente los impuestos, con la privatización de todo lo publico, con lo que nos queda de este mini-estado ¿Cómo vamos a confiar en su poder económico y financiero?.

   No hay contestación, para los liberales, el diablo es el estado, origen y final de todos los males, que no debe de tener los poderes de Dios para no interferir en la  “libertad humana”, pero tiene todas sus responsabilidades con respecto a los males que con el uso de estas libertades puedan crear los humanos. Las personas somos infantes sin edad penal, ni posibilidad de ser juzgados por mercadear especulativamente e infinitamente en un mercado infinitamente libre, pero en cambio el estado, es el responsable último y el que debe ir a la cárcel, o pagar con los platos rotos, los liberales siempre libres, antes y después de sus actos libres.

   Para que el estado sea económicamente fuerte además de los mecanismos de la elaboración de los presupuestos y de su capacidad de endeudarse, ha de tener una implantación fuerte en la economía real, para que en caso de crisis como la actual no todo se hunda y este todo en la cuerda floja. Un estado con una banca publica saneada, un tramado industrial no sujeto a la especulación de los mercados financiaros, ni a deslocalizaciones por los motivos nocivos de la globalización de la economía, conseguirá capear mejor estas crisis financieras provocadas por la especulación sin medida.

  1. Hola Manolo:

    Clinton hizo lo que tenia que hacer, apretar a los bancos semi públicos para que los trabajadores optaran a hipotecas en mejores condiciones. Más tarde con la llegada de Bush al poder y la ola neocom, predicando el libre mercado, instauraron el anarco-capitalismo, la falta de regulación apadrinada por Alan Greenspan y consentida por la administración Bush crearon las condiciones que convirtieron una buena obra en un monstruo de siete cabezas. Y en todo ello los socialistas no tuvieron nada que ver. Con respecto a la situación en España, si la crisis a la que tu te refieres era ya la madre de todas las crisis, o esta es consecuencia del monstruo de siete cabezas, es como poco opinable.

  2. Amigo Valledeespìnos

    El problema lo inició una práctica tan socialista como instar a los bancos el gobierno de turno (Clinton) a dar financiación a todo el mundo, desde luego que hubo mucho listillo que trató de sacar tajada de esto y nos ha llevado la varicia de muchos a esta crisis. “Tirar la piedra y esconder la mano” y que se coma el marrón el sistema de libre mercado, los socialistas nunca tienen la culpa.
    No olvidemos también que aqui teniamos crisis antes de que estallara la crisis internacional y que este gobierno no hizo nada para tratar de resolverla, ahora lo que e trata es de echar toda la culpa a los de EEUU y al sistema para esconder las propias verguenzas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *