Los tanques de hojalata.

tanque_hojalata.jpg Los EEUU ejercen de guardián de la paz mundial,  desde que pusieron en marcha sus fábricas de armamento para tener los medios necesarios para ganar la II Guerra Mundial, estas fábricas no han parado de producir, nuevos y mejores sistemas de armamento.

Los tanques americanos, garantizan la “Paz Americana”, los cuentos americanos tiene una lista de buenos y malos y los tanques consiguen poner en su sitio a los unos y a los otros.

Los tanques normalmente no sirven para eliminar terroristas, pero nos podemos inventar el recurso de invadir a países terroristas ya sea por que los cobijan, los financien, o los adiestren, ya sea esto verdad, media verdad o incompetencia por que a falta de pruebas fehacientes te lo inventes todo.

Los tanques normalmente se ponen en marcha después de escuchar las razones por las que es necesario que hablen las balas, para la elaboración de cuentos que contengan las razones los EEUU tienes a sus estrategas políticos y militares.

Dicho esto la lucha con los terroristas o con cualquier enemigo, lo primero que hay que desplegar es el Imperio de la Ley, (menos Guantánamo y más jueces).

Los estrategas militares de los EEUU no paran de plantearse y simular todo tipo de conflictos, ya se en el terreno de los recursos minerales o de todo tipo, ya sea en el terreno económico, ya sea en el ciberespacio etc.

Los EEUU tienen a mucha gente trabajando para publicitar sus ideas y sus estrategias.

Los tanques de Ideas. (Think tanks).

think_tanks.jpg   En el mundo hay unos 5.800 “Think tanks” de los cuales unos 1.000 en los EEUU, la definición más benévola seria la de almacén de ideas o fabrica de ideas, pero encaja en la definición grupos creados para “vender una moto” o un cuento si lo prefieren, o de cómo se argumenta sin fin sobre lo que no se defiende con sentido común.

Los intelectuales neocom de los EEUU, se han atrincherado en sus tanques de pensamiento y de forma coral desde todos ellos nos bombardean con las ideas de liberalismo económico, el libre mercado y la apertura de mercados, a la misma vez que se hacen con el control ideológico del discurso económico, los EEUU y el dólar son la fortaleza del sistema capitalista mundial, y el resto solo sirve como solar para ir a vender.

Es tal el empacho de las ideas neocom, que se nos están atragantando, ya no hay país de América Latina que siga las recomendaciones del FMI, y el mismo FMI esta a la espera de ser remodelado desde los cimientos. China y Rusia contentos en el pasado por tener más dólares que los propios EEUU, hoy no saben como deshacerse de estas divisas, a la misma vez que reclaman la presencia de otro árbitro internacional.

Desde los tanques de ideas americanos, se nos ha hecho creer que solo hay un modelo económico valido, y todo lo demás huele a repartir y al putrefacto socialismo. Hoy han conseguido ligar en el pensamiento colectivo que socialismo y corrupción son sinónimos, pero en cambio que los directivos de las grandes empresas se lleven todo el oro del mundo, en planes de pensiones, gratificaciones y bacanales a 500.000 dólares por cabeza es puro “bissnes”, los pobres directivos lo valen.

Hoy los tanque de ideas americanos están que echan humo tienen más trabajo que nunca, se nos argumenta que ha de permitirse el libre mercado, pues toda la crisis es debida o sobrevenida por un exceso de regulación, y la única solución posible es dejar hacer a los mercados, quitando todas las trabas y barreras que no le dejan florecer.

Estos días leo en la prensa que España no tiene nada que decir en la próxima cumbre del G7 + el G20, entre otras razones por la falta de tanques de ideas españoles, no hay discurso, no hay ideas, por lo tanto para que vamos a ocupar una silla en dicha convocatoria.

Las razones la asistencia no están tanto en la falta de tanques (que digo yo que no hacen falta “pa ná”), como por el trabajo hecho, descentralización democrática, sistema publico de asistencia sanitaria, sistema publico de enseñanza, sistema de pensiones, sistema bancario regulado.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *