calendario_ano2009.gif Recientes observaciones de los más potentes observatorios celestes confirman la medición de anomalías tiempo/espacio, según parece ser que en el camino que recorre nuestra galaxia en su trayectoria de escape se encuentra en la confluencia, cruce de una anomalía ahora descubierta.

Las mediciones de la anomalía ponen al descubierto, la distorsión de las leyes físicas en el área observada, así como nos acercamos,  los principios, los axiomas, los números se verán afectados en sus postulados.

Los institutos, universidades y centros de investigación van a tener trabajo para reelaborar todo el tramado de valores absolutos o relativos, la velocidad de la luz, el valor de Pi, e incluso la ecuación  1 + 1 = 2, se van a ver afectados por los campos de fuerza de la anomalía.

A la anomalía todavía pendiente de nombre definitivo, se la ha etiquetado con el nombre de ANO 2009.

Varias confesiones religiosas defienden la teoría, que nos encontramos con la prueba irrefutable de la existencia del infierno, pues están convencidos que nos encontramos en ruta de encuentro con nuestro fin.

Los científicos consultados, no dan crédito y no quieren hacer especulaciones sobre esto último, trabajo tienen para cambiar los parámetros de cálculo de sus calculadoras científicas y de sus centros de computación. No estarán en disposición de emitir ningún comunicado o especulación científica hasta recalibrar sus instrumentos.

Astrólogos y parapsicólogos también han de reelaborar sus universos predictivos pues la anomalía les ha venido de nuevas, según parece en las predicciones de Nostradamus no ponía nada al respecto.

En estos momentos en los que los ministros de hacienda de todos los países se han de recolocar ante la magnitud de la crisis de 2008, se encuentran paralizados ante la imposibilidad de rehacer sus escenarios presupuestarios, ellos y nosotros dependemos de la correcta reequilibración de todos los instrumentos de medida.

El metro, el litro, el kilometro, así como el segundo la hora y el año están sufriendo los efectos de la anomalía. Al Gore ha cambiado el chip sobre la marcha, y ha convertido su plataforma de lucha contra el calentamiento global, en una plataforma contra los efectos de la anomalía.

La anomalía observada no es mayor en tamaño al de un anillo de cómo mucho un par de centímetros de los de antes, según los últimos cálculos toda la galaxia ha de pasar por el aro interior de dicho anillo, este transito será muy rápido y según parece durará solo un año solar de los de antes.

Los científicos son cautos con respecto a las consecuencias del tránsito por el anillo, la galaxia entera ha de menguar al mismo tiempo, por ello no observaremos cambios bruscos en dicho viaje, las consecuencias más graves tendrán lugar al otro lado del anillo, una vez toda la galaxia recupere (¿?) su forma y dimesiones actuales, según parece no todo será igual. Pero en este punto no hay acuerdo, la mayor controversia esta en establecer, el valor absoluto de 1.

Los anillistas, corriente generada en la creencia que anillo es en realidad un filtro cósmico, donde la impurezas son volatilizadas, no todo lo que entre ha de salir, en sus oraciones esta escrito que se han de quedar atrás todos los milagros inútiles que se han promulgado últimamente.

Desde Telepieza, aconsejamos no dejarse llevar, ni relajarse, meditar todas las decisiones, cada amanecer del 2009 será un triunfo, y cada atardecer una oportunidad para la reflexión. Cada media noche con o sin luna, con o sin estrellas, en la oscuridad de una habitación con las luces apagadas solo tendremos que dar al interruptor para que se haga la Luz.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *