La política es la gobernanza de las cosas grandes pero también de las pequeñas, aunque para mi no hay temas menores en política, sino que son vientos que anuncian tempestades.

    ¿Porque se publican estos días primeras paginas con las prostitutas, que han estado como el lucero del alba desde siempre en ciudades grandes y pequeñas?

    El guateque, el gurtel, los palacios de deportes, en definitiva la desvergüenza de la trama de financiación  irregular del PP, llena de mierda lo periódicos desde hace meses, frente a los estragos en la economía real que causa la crisis.

    Estos días cuando nos acercamos al kiosco y vemos las primeras paginas las líneas editoriales de la siempre prensa independiente y seria,  péndula entre resaltar la mierda o la crisis, pero hay días en los que las putas también cuentan.

     Que difícil lo tienen determinados medios hoy en día en su labor editorial, tienen Prisa en criticar al gobierno por el endeudamiento en una pagina y ensalzar a Gallardon el alcalde más endeudado en la siguiente. Criticar las medidas económicas no ya desde el desconocimiento, que es palmariamente manifiesto, sino desde de parapeto de los que sabiendo de economía han resultado ser unos indocumentados. ¿Sobre que versaban los temarios de estos doctores de economía cuando estaban en la universidad?.

    Prisa en criticar a Zapatero por una supuesta la ley del silencio con letras de gran tamaño, y en letra pequeña lo mismo pero con el personaje de Rajoy.

   Hoy dan por hecho que España lo tiene crudo, ¿es una predicción de los mismos miopes que hasta que el toro no les ha rozado el paquete no sabían que el toro tenía cuernos?

    Nadie había predicho el crecimiento económico de España en los últimos años, nadie había predicho el alcance de la actual crisis mundial, y estoy convencido que con respecto a la recuperación económica de España nadie tiene la bola de cristal ni los instrumentos científicos para poder hacer cátedra.

    Pero la crisis es tiempo de cambios de y de catarsis, y de criminalizar al contrario o mejor a todo el que se mueva, a los jóvenes (Pozuelos), a los padres de los jóvenes (Pozuelo), a los profesores de los jóvenes (Pozuelo). La delincuencia siempre tiene nombre y apellidos aunque la lista de sinvergüenzas sea muy larga, la delincuencia no hay que asociarla a colectivos, genero, edad, religión, color de piel o raza.

    Todos podemos hablar libremente de fútbol y de Putas, los periodistas incluidos, pero cada vez se nos exige (periodistas incluidos) más pedigrí para poder hablar de política.

    Pero yo a contra corriente tengo menos Prisa para hablar de putas y más sobre política, menos sobre criminalizar y más de solidaridad. Más socialismo y menos liberalismo, más participación Ciudadana y menos comprar juicios y prejuicios enlatados de usar y tirar.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *