Los significados de las palabras cambian con los tiempos, (entre ellos también los tiempos políticos), y si cambian muchas palabras también cambian los libros de estilo.

    Nos enteramos esta semana en la prensa, que en el mundo de la edición de presa diaria es donde más parados se fabrican, a ritmo un 300% más parados que en otros sectores.

    A la par un vecino me cuenta que su hijo que aspiraba trabajar en el mundo audiovisual como técnico, desiste de ello por que no hay futuro y se cobra poco, prefiere hacer carrera de profesor bilingüe (que es una de las pocas profesiones con futuro).

    Los periódicos y la televisiones han tirado lastre, se han desecho de profesionales y salarios altos, para reemplazarlos por los becarios que hasta ahora solo cobraban migajas. También es cierto que ahora los salarios de estos ex becarios no llegaran a 1.000 euros al mes en el mejor de los casos.

    También es noticia de actualidad que el 60% de los trabajadores en España son mil euristas, no hace sino que corroborar lo que estamos exponiendo no solo es una fiebre de medios sino que esta en medio de toda esta crisis y esta transformando todo el tramado empresarial.

    Es fácil tomar el mando desde el consejo de administración de una empresa (audiovisual o grupo editorial incluidos), y cambiar el tono, la critica, la insidia, o incluso las medio verdades, cuando el grupo de profesionales que conforman la empresa están con la espada de Damocles de 1.000 euros al mes.

    El problema de Prisa no es si hay una o dos plataformas de pago para los goles, es que los mil euristas no pueden pagar 60 euros al mes por ver entretenimiento enlatado, entre otras cosas por que ya pagan 60 euros por el acceso a Facebook (banda ancha).

    El problema de los socialistas no es tener “Prisa” sino tener “urgencia” para hacer la cuadratura del círculo con los impuestos.

    Los socialistas no tenemos “País”, tenemos un “Estado de las Autotomías” donde 2 de cada 3 euros de inversión publica de gestiona y se gasta en los Parlamentos Autonómicos, pese a quien le pese los socialistas no pensamos en clave de “País” sino de clave federal, y para salir de esta crisis los Parlamentos Autonómicos también tienen la obligación de echar una mano a la creación de empleo vía inversión en infraestructuras y equipamientos.

    Estos días que se buscan grietas y voces discordantes hasta debajo de las alfombras en todas las salas donde hay reuniones del PSOE, que no se yo si van a encontrar agua para mover ese molino, pero si que estos días se van dar de baja muchos suscriptores del “País”, muchos van a dejar de comprar el kiosco este diario, muchos se van a dar de baja de la plataforma canal plus, entre otras cosas porque hoy todo lo que te ofrecen ellos pagando lo encuentras gratis sin buscar mucho. (Internet, goles y entretenimiento en Imagenio-Telefónica más barato).

    Imagenio+Goles y no el PSOE, van a dejar hueca la plataforma canal plus, no es una cuestión ni ideológica ni de estilo, es un adecuamiento al bolsillo del 60% de la población de este “País”

    Pero en la batalla política de “El País” por Gallardon y otros/as, seguro que los trabajadores del grupo editorial de Prisa también tienen su preferido, y aún de trabajar y maquetar la realidad día a día, ellos también contribuirán más a modificar la realidad con su voto en las próximas convocatorias electorales que con sus rimas.

    Seguro que hay mil temas de debate y otros mil temas a debatir, en los que los políticos y especialmente los del PSOE tienen mucho que aportar, pero entre los temas del libro de estilo de Prisa hay uno que corregir de inmediato y es no hacer negocio con la prostitución ni con los anuncios de contactos.

    Tres hojas todos los días para dar eco a las prostitutas es mucha tinta, para que algunos días nos confeccionen desde la cocina del diario una portada denunciando el sexo de pago, que puesto a coger una ciudad, una menos la que preside la figura gallarda del eterno favorito, y doy fe que en Madrid también hay chicas de Puta Madre.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *