Con las declaraciones de Ric Costa del lunes 13, antes de la reunión de su ejecutiva regional, se demuestra que además de no saber de gramática, le gusta apretar al botón nuclear, o utilizar el comodín de hacerlo volar todo por los aires.

    Expresar desde su puesto (segundo en el escalafón en la segunda región más importante del PP en España), que la responsabilidades de lo acontecido vienen de arriba, es lo mismo que poner a Camps y Rajoy en el centro de la trama de corrupción del caso Gurtel, y esto no tiene ni otra explicación ni otra lógica.

    Ric Costa esta en el puesto que esta para ser cortafuegos, la responsabilidad de los posibles hechos “no bonitos” deberían de parar en Costa, por que para eso se le ha nombrado.

    Ric Costa aspira a algo grande, que posiblemente se materialice al cobrarse las piezas de Camps y Rajoy, la estrategia de los hermanos Costa deja al PP en un desconcierto absoluto, no hay declaraciones que duren en pie unas horas. Toda estrategia se tiene que replantear después de cada declaración (de guerra).

    Fabra de Castellón por un  lado, los zaplanistas de Alicante en busca de sangre, y Camps hablando de lo unidos y fortalecidos que esta los chicos del PP valenciano.

    A Rajoy le gustaría poner el punto en la i, ser el último en hablar y zanjar el tema, mostrar su amistad con Camps y dejarse llevar por las encuestas de entre otros de “el país”.

    Pero me da a mí, que todos los amigos de Camps van a salir avergonzados y tocados, todos estos y aquellos que le han declarado amor eterno (o mejor dicho, se han sentido correspondidos bajo la sombra del poder), van a salir manchados.

    No faltan muchos días para que los amigos se manifiesten públicamente menos amigos, e igual que los judíos conversos, se apunten voluntarios para arrojar a Camps a la pira.

    Por supuesto que Rajoy saldrá de esta y de otras similares, pero esta perdiendo la partida en el partido. No tiene autoridad, no tiene criterio, ni se quiere significar para no enfadar a los pocos que aun confían en el. No mirar a otro lado, cuando esta mirando a otro lado, es la única cualidad que le queda, pero no le salva morir por una puñalada por la espalda puesto que esta estrategia es si misma es un suicidio.

    No faltan muchos días para que los jueces recuperen la cordura.  

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *