He tenido un “flashForward” (un sueño premonitorio en idioma payo).

    Primavera de 2012 en la Tercera fase, o lo que es los mismo “desencuentros en la tercera fase”.

    El ave recorre el barrio cada tanto, una barrio de parcelas correctamente urbanizadas, los  obreros de una empresa recién privatiza cortan el césped a menos de 5 centímetros del suelo. El agua que debería de beber a los nuevos residentes tiene otros usos y riega subterráneamente las nuevas parcelas.

    Pero no todo es césped y calles con nombre que no llevan a ninguna parte, tambien hay mil viviendas que se iniciaron para jóvenes y que las habitan mozos que han dejado de serlo.

    Pronto serán elecciones estamos en año electoral, pero no hay colegio electoral en la tercera fase, las listas del censo han sido plantadas en los colegios electorales de la segunda fase, ya pasó en el 2011, y los responsables municipales volvieron a prometer colegios para antes de las siguientes elecciones, y es que con los jóvenes de las mil viviendas no hay promesa que se cumpla tienen gafe, por supuesto no es negligencia de los sucesivos equipos de gobierno (tres).

    A una parte de los no tan jóvenes vecinos les trae al pairo no tener colegio electoral pero están cansados de llevar a sus hijos a las guarderías y colegios infantiles de la segunda fase, tambien se han prometido la edificación de tales instalaciones, pero como este año los dineros del plan Zapatero han ido a parar a la construcción de guarderías que ya han sido adjudicadas a los legionarios de cristo.  Por cierto nadie se acuerda de la ultima aportación del “plan prisma” de la Comunidad de Madrid a III Cantos.

    Los vecinos de las 1000 viviendas están contentos tienen estanco y farmacia. Los talibanes cristianos de la primera fase han conseguido tambien el tercer estanco, del  que por supuesto el señor Folgado no sabe como ha podido ser, al más estilo Fabra (de Castellón) a manifestado que se alegra por la “suerte” que tienen estos talibanes.

   Los talibanes no tienen reparos morales para vender productos cancerigenos que provocan un problema sanitario, y la alegría en las empresas funerarias (todas ellas privatizadas en Madrid).

    La farmacia no vende la píldora del día después por problemas morales, por no vender no suele tener preservativos, pero esta bien surtida de fármacos para curar las dolencias derivadas del consumo diario de cigarrillos.

    Hay un bulo que circula recurrentemente y es que los de la farmacia y los del estanco son del mismo clan. El señor cura les perdona y les manda rezar 10 padres nuestros por vender veneno envuelto en papel de fumar, y les garantiza un trozo de paraíso celestial por no vender píldoras poscoitales.

    El Shangai-la Tricantino de las mil viviendas ve pasar el Ave cada día varias veces, el césped esta verde y recién rasurado, todavía hay nieve en la sierra, y los abominables hombres de pies grandes se ha atrincherado en  el ayuntamiento.

 

  Continuará…

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *