Mientras todos hacen cabalas sobre lo que dirá o hará Mariano Rajoy el próximo martes, me inclino por reflexionar sobre los acontecimientos más allá del martes.

  Hay quien da por muerto (políticamente hablando) a Mariano, que el partido que el tomó estaba unido y a consecuencia de  su mandato se ha desconfigurado, los hilillos de pastelina ha resultado ser manchas y nubarrones que lo han tapado todo.

   Yo no lo veo tanto un problema de liderazgo como un problema de modelo de España, y de hacer oposición. El ultimo congreso del PP se sostuvo por el apoyo de las regiones/nacionalidades/sensibilidades de Valencia, Madrid y Murcia, a la postre los mayores semilleros de voto popular.

    La corrupción no solo es amarga a los políticos honrados y a los ciudadanos sino que en este caso es un síntoma que dichas regiones se hacen mayores y aspiran a un futuro con más futuro.

   Ya hay quien vaticina que en Valencia se esta gestando un movimiento socioconvergente que alumbrará un partido nacionalista a imagen de CIU, tambien hay quien vaticina la resurrección del Partido Liberal de la mano de Esperancita.

   Hay más que ruido después de la ultima manifestación en contra del aborto, con respecto a la inteción que entre los patrocinadores hay la más que loable intención de crear un partido de derechas de verdad sin tapujos, amparados por los movimientos talibano-religiosos.

   Rajoy no es el encantador serpientes que mantenga en la misma cesta a tan voraces reptiles, entre otras cosas por que no les ofrece un modelo de España que satisfaga todas las sensibilidades de la derecha.

   El voto de castigo a ZP por no levantar al país de la crisis, es un voto critico, que tambien critica las malas artes en política, Mariano tiene que lavar la ropa y extenderla para que el publico vea el resultado limpiador de su detergente.

   Dicho esto ¿Qué pasará el miércoles?:

   No espero que Rajoy cambie un ápice de su comportamiento que siempre se ha basado en no importunar a nadie para no peder ni un voto, por ello el número de cargos que van a ser nombrados y expuestos en el paredón serán muy pocos, posiblemente uno.

   Por ello el miércoles todos estarán contentos y eufóricos y volverán al ruedo de la prensa para volver hacer declaraciones en las que la figura política de Rajoy continuará menguando.

   El tumor de Esperanza seguirá creciendo, seguramente Esperanza ya esta en labor de escribir una carta como replica a Cobo, pero contra la diana de Rajoy, por supuesto con más mala leche.

   En el entorno de Esperanza no hay que olvidar que hay muchos medios de comunicación que están habidos de sangre con la que alimentar sus portadas, los políticos se creen protagonistas de los relatos de las noticias, pero en realidad son el cebo para cobrar la atención de los compradores de periódicos.

   Los políticos han alimentado monstruos de opinión que ahora se cobran su presa, Rajoy no tiene el poder necesario para reorientar la línea editorial de las cabeceras de referencia, Esperanza tampoco, aunque este más cerca.

   Los medios son apuestas a largo plazo, en cuanto los payasos no les sirven, se sirven de otros, pero eso si con mucho ruido, con muchas portadas, con mucha sangre.

   La prensa de referencia no para de perder lectores, por ello cada día que pasa aumenta la dosis de morbo en torno a los políticos.

   Llevamos un año de Gurtel y otros casos de corrupción, llevamos el mismo tiempo con la trifulca de Caja Madrid, y los líos internos del PP, pero es ahora, cuando la prensa baja en ventas, estos temas saltan a las editoriales y a las primeras paginas.

   En estos momentos de Crisis provocada por los gurus de la derecha, con una critica generalizada a los remedios de la izquierda (ZP) y con una toma de partido por los remedios de la derecha (los mismos que nos han metido este lío), lo más importante es ver en portada de los periódicos las cabezas de los políticos que han sido defenestrados.

   El miércoles, el jueves y los días venideros, continuaran cayendo cabezas, por que es lo que hace vender periódicos, no van a faltar voluntarios para contar o/y cantar delante de una editorial.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *