Primer Acto: Desesperando por Sarah Palin.

La fuerza de una amenaza esta en la potencialidad y el poder de persuasión  de sus consecuencias en el sujeto/s que las reciben. La amenaza una vez ejecutada o llevada a cabo pierde en muchos casos su fuerza.  En el amenazado/s la ignorancia, la sobre valoración de las consecuencias (saber demasiado), lo improvisto de la situación, y en muchos casos el miedo hinchan hasta el infinito el poder  de la amenaza. Las amenazas se alimentan de las fobias, empequeñece al que las recibe y envilece al que las ordena, a que las propaga y al que las alienta.

No pocos vieron en Sarah Palin una amenaza más que una ayuda en la campaña de John McCain a la Casa Blanca, no pocos ven hoy distintas amenazas que supone las campañas de Sarah Palin para seguir estando en el candelero.

Las “encuentros del Té” que se han visto revitalizados por un lado por la necesidad de “tirar al negro” (por primera vez en la historia de los USA pierde sentido “tirar al blanco”), por otro lado provocar el rechazo a la reforma sanitaria promovida por Obama, y como campaña de propaganda recurrente del ideario neocom, en dichas tertulias del Té, la sombra de Palin revolotea para lo malo y para lo muy malo. No pocos de los teadicos (traducir por cope-inoadictos), ven en Palin un amenaza porque se queda corta en sus discursos en contra de Obama y los demócratas, pero para el resto de necoms, republicanos y demócratas es una o varias amenazas al mismo tiempo.

No digo yo que la tal Palin, sea inteligente, guapa, o dotada de empatía, telegenia, o simpatía, para mi es simplemente una amenaza, un grano que se enrojece, que no deja de crecer, y que tal vez pronto reventará de mala manera.

Sea como fuere la Palin cuece y empobrece la vida política en los USA, y por estos lares echamos de menos un personaje a lo Palin, alimentemos la esperanza de tener un personaje como Palin y para no pensar mucho le llamaremos Esperanza Palin, y pasaremos a realizar un ejercicio de anticipación:

Segundo Acto: Esperando a Esperanza Palin.


Las cualidades y virtudes de un personaje para la vida política madrileña: Esperanza Palin:

Síndrome de amenaza permanente, inoportuna (mosca cojonera), con un par de tacones y con una ambición sin limites, no necesariamente agraciada, no necesariamente, alta, no necesariamente tonta ni lista tampoco.

Sin jefes a los que subordinarse a ella le plazca, no adicta al rol de trabajo en grupo, prefiere tener atados a sus subordinados a fuerza de expedientes, coquetea con servidores que hacen culto a lo paramilitar, la vigilancia y la contra vigilancia.

Con porte aristocrático, anarquista para consigo misma, impone roles de extrema derecha para los demás, libertad para ella, reglas y normas para todo y para todos. Familia amplia con amplias posesiones para ser convenientemente recalificadas.

Hace amigos donde las hienas y los buitres no tienen el valor de acercarse. Loros, voceros, alcahuetes, y una cohorte de personajes inclasificables loan y repiten sus frases.

No deja ladrillo sin poner, ni terreno sin recalificar, no cree en el estado, no cree en lo publico no cree el lo privado que no tenga atado y bien atado, ángel exterminador de todo sistema ajeno. Aboga por un libre “libre mercado”, no impuestos, no servicios, cada uno se las apañe, pero que los demás le apañen los números que ella no para de estropear, enmarañar, ensuciar y dilapidar.

Volcán a punto de reventar permanentemente, no vasta con vivir siempre con  vapores de azufre, azotando a todo ser viviente, siempre pueden ir peor las cosas, ella estando detrás de todo no actúa, no es responsable de nada, pero esta siempre dispuesta a aparecer,  a figurar, a ser “Presidenta”. Una amenaza permanente, siempre con el botón nuclear a su alcance, siempre con una cepa del ébola en el secreto de su anillo dispuesta a ser esparcida.

Es Godzilla destrozando Madrid a cada paso, gritando y graznando “es para tu bien”, Madrid esta quedando de “muerte” y a la misma vez con un lema en la frente que dice ojo estoy en contacto Godzilla y pueden empeorar las cosas si lo llamo.

Tercer Acto: Enterrando a Esperanza Palin.

Cuando se vierte tanto veneno, cuando se envenena a tanta gente, sobran voluntarios para facilitar las cosas.

Cuando todo esta atado y bien atado, cuando todo esta tenso, cuando hay tantas nuevas bocas que alimentar, cuando los trajes esperan a ser comprados con dineros oscuros y no pueden ser comprados por la falta de terrenos que recalificar.

Cuando un día Esperanza Palin se cruce con su imagen en un espejo, y se lance como posesa para aniquilar a la bestia que de elle se refleja en el espejo.

Cuando una noche de alegrías infinitas sus bustos parlantes sin apenas sangre en la venas por la cantidad de alcohol ingerida, se lancen a despreciar a todo mortal que se les pase por delante, haciendo alarde de su anarquismo anacrónico y aristocrático, esa noche sus hijos la devoraran en una orgía de corrosivas pasiones no respetando ni a propios ni extraños, ellos mismo alzaran el cuchillo de “Bruto” se cobraran la presa para que un delirio catártico se desprendan de la mega-amenaza, paran empezar todo de nuevo, (Big Bang).

Un día una mañana témpano se despertará de una horrible pesadilla, ella misma se ve así misma convertida en el Saturno de Goya, devorando a sus hijos (mediáticos), pero al despertar horrorizada se da cuenta por que es ella el festín de los conspiro-paranoicos tertulianos, puestos en sus puestos por ella misma, en la boca de sus hijos están los jirones de las partes de su cuerpo amputadas.

No hay veneno contra el veneno, no hay huracán que venza a otro huracán, pero por ser invencibles en su clímax, también su clímax anuncia su muerte.

La paz después de la tormenta, es el sonido de las trompetas que anuncian el entierro de la amenaza.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *