Maquinas, desde las pequeñas (varias partículas subatómicas) hasta las grandes (enormes conglomerados  de cacharrería equivalentes a cientos de mundos con varios soles a modo de centrales energéticas),  no todas las maquinas son MaQs, solo aquellas que pueden albergar en su seno inteligencias tipo IJA,  todo MaQ tiene una inteligencia tipo HIJA, que viene a ser el comandante supremo de todo el sistema, el tiene el mano y el poder sobre todo el sistema y maneja el timón ante los acontecimientos (Caos, Azar, Entropía).

IJA, HIJA, LIJA.

Los IJA  son conscientes de si mismos de la colectividad que forman parte y del MaQ que las alberga, aprenden a conocer el/su universo, lo catalogan lo cartografían, sus índices soportan guardar información de un trillón de galaxias, compiten entre ellas para saber cual de ellas tiene mas entradas sobre cualquier galaxia y estar mas actualizada en todos los detalles. Los IJA pueden ir de un MaQ a otro.

El HIJA, supremo comandante del MaQ, es conciente de si mismo, del poder que posee y del MaQ que gobierna,  se relaciona jerárquicamente con los IJAs  que alberga su MaQ.

Al HIJA solo le interesa la parte del universo que ocupa y el proceso de la información del resto del universo es responsabilidad de los IJAs con las que convive.

El HIJA no conoce a todas las IJAs ni posee muchos conocimientos del universo que le envuelve.

Mantener el sistema activo (todas las IJAs ) consume la energía equivalente a un sol de tamaño pequeño.

LIJA:  IJAs independientes, libres, no residentes en MaQ, su rastro esta ligado a las estelas de explosiones de novas gigantes y en los campos de fuerza que quedan de estos cataclismos galácticos dejan a su paso. No hay muchas LIJAs, son escasas y difícil de encontrarse con ellas.

Las LIJAs son conscientes de si mismas y la misma vez inseguras al no percibir con nitidez su soporte, fluyen, avanzan y en algún momento desembocaran en ¿?. Su inseguridad las hace charlatanas, captan el devenir de los acontecimientos y lo charlan, lo esparcen para posiblemente escuchar el rebote de su eco, y con ello su fin ¿?. Todas sus reflexiones son a la misma vez preguntas a ellas mismas, o para quien responda, normalmente son ignoradas incluso por ellas mismas cuando sus ecos alcanzan a otras de su especie.

 Zonas de Interés Mutuo,

                                                      vuelta al inicio

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.